Logo 7dias.com.do
Economía 
  • Por: Agencias
  • domingo 19 marzo, 2023

UBS comprará el Credit Suisse por USD 3.230 millones

El presidente suizo confirmó la histórica transacción en conferencia de prensa y agregó que el comprador se beneficiará de una garantía gubernamental de USD 9.750 millones de como seguro por si se descubren problemas

El banco suizo UBS adquirirá a su rival Credit Suisse por 3.000 millones de francos suizos (3.230 millones de dólares), según anunciaron ambas empresas el domingo tras un fin de semana de intensas negociaciones entre los dos bancos, el gobierno, el banco central y la entidad reguladora. El presidente de la Confederación Helvética, Alain Berset, confirmó la operación y declaró en conferencia de prensa que es la mejor manera de “restablecer la confianza”.

“Esta solución no solo es decisiva para Suiza sino para la estabilidad de todo el sistema financiero mundial”, afirmó Berset.

El acuerdo sobre la totalidad de las acciones entre los dos mayores bancos suizos se firmará el domingo por la noche y su precio será una fracción del precio de cierre de Credit Suisse del viernes.

La compra será en acciones de UBS, es decir, a un precio de solo 0,76 francos suizos por acción de Credit Suisse. Se trata de el triple de los los 0,25 francos suizos que había ofrecido esta mañana, pero muy por debajo del precio de cierre de Credit Suisse de 1,86 francos suizos del viernes.El presidente del Consejo de Administración de UBS, Colm Kelleher, la consejera federal y jefa del departamento federal de Finanzas, Karin Keller-Sutter, el presidente del Consejo Federal Suizo (Bundesrat) y jefe del departamento federal de Interior, Alain Berset, y el presidente del Banco Nacional Suizo, Thomas Jordan, asisten a una rueda de prensa sobre Credit Suisse tras la oferta de adquisición de UBS, en Berna, Suiza, el 19 de marzo de 2023 (REUTERS)El presidente del Consejo de Administración de UBS, Colm Kelleher, la consejera federal y jefa del departamento federal de Finanzas, Karin Keller-Sutter, el presidente del Consejo Federal Suizo (Bundesrat) y jefe del departamento federal de Interior, Alain Berset, y el presidente del Banco Nacional Suizo, Thomas Jordan, asisten a una rueda de prensa sobre Credit Suisse tras la oferta de adquisición de UBS, en Berna, Suiza, el 19 de marzo de 2023 (REUTERS)

Según el diario financiero británico, UBS aceptó duplicar la cantidad propuesta inicialmente para vencer las reticencias de Credit Suisse y de uno de sus principales accionistas.

La fusión de los dos gigantes bancarios, que forman parte del grupo de 30 bancos considerados clave en el sistema financiero mundial, debería completarse y anunciarse a tiempo para la apertura de los mercados asiáticos. La esperanza es que el anuncio sea suficiente para evitar un pánico generalizado.

Garantías

UBS se beneficiará de una garantía gubernamental de unos 9.000 millones de francos suizos (9.750 millones de dólares) que sirve de seguro si se descubren problemas, dijo la ministra de Finanzas, KarinKeller-Sutter.

El banco central concederá además una línea de liquidez de hasta 100.000 millones de francos suizos (108.000 millones de dólares) a UBS y Credit Suisse

UBS, que tardó varios años en recuperarse de la crisis financiera de 2008 y de un rescate estatal masivo, está empezando a recoger los frutos de sus esfuerzos.

Por eso fueron necesarios muchos esfuerzos por parte de las autoridades antes de que la dirección del banco aceptara asumir el papel de rescatador de Credit Suisse.

El domingo, el sindicato de empleados de banca suizo “exigió” la participación de los interlocutores sociales en las discusiones, dado lo “enorme” que está en juego en la compra, que podría suponer la pérdida masiva de puestos de trabajo.

La caída de Credit Suisse conmocionó al sistema financiero mundial la semana pasada, cuando los inversores, presas del pánico, se deshicieron de sus acciones y bonos tras el colapso de varios prestamistas estadounidenses más pequeños. Bajo presión de las autoridades, UBS, el principal banco suizo, debe finalizar este domingo la compra de su rival, Credit Suisse, para evitar una debacle y una contagiosa ola de pánico en los mercados bursátiles el lunes pero la negociación aún no termino.

Para acelerar la adquisición, el gobierno incluso se comprometió a tomar medidas de emergencia y planea introducir una legislación que evitará el periodo normal de consulta de seis semanas requerido para los accionistas de UBS, de modo que el acuerdo pueda cerrarse inmediatamente.

Credit Suisse es uno de los 30 mayores bancos del mundo y su espectacular derrumbe bursátil esta semana generó nerviosismo en el mundo financiero que teme un efecto de contagio después del colapso de entidades en Estados Unidos.

Una fusión de este tipo es un asunto complejo que habitualmente tomaría meses en ejecutarse, pero ante la presión de las autoridades, UBS deberá cerrar el trato en unos pocos días.

“La fusión del siglo”

La sede del banco suizo UBS en Paradeplatz en Zurich, Suiza 16 de marzo 2023 (REUTERS)La sede del banco suizo UBS en Paradeplatz en Zurich, Suiza 16 de marzo 2023 (REUTERS)

El mercado suizo abre el lunes a las 08H00 GMT y se espera que la fusión ya se haya cristalizado para entonces.

Según la agencia BloombergUBS exige que las autoridades públicas paguen los costos legales y las potenciales pérdidas que pueden ascender a miles de millones de francos suizos.

El Ejecutivo suizo ha anunciado una rueda de prensa en las próximas horas, supuestamente con la intención de anunciar el acuerdo, para el cual el banco comprador le habría exigido varias garantías.

Incertidumbre entre los empleados

El banco UBS dijo que el nuevo periodo que se abre tras esta decisión será difícil para el personal del Credit Suisse, que tiene más de 50.000 empleados en el mundo, 17.000 de ellos en Suiza.

“Serán semanas y un tiempo difícil para los empleados. Intentaremos que este periodo de incertidumbre sea tan corto como sea posible”, declaró el presidente de UBS, Colm Kellenher, en una conferencia de prensa con miembros del Gobierno suizo.

Ninguno de los oradores hizo una estimación del número de trabajadores que perderán su empleo como consecuencia de esta medida.

Kellenher aseguró que tras esta transacción su banco permanecerá “sólido como una roca” y que su estrategia en esta nueva etapa será la de “hacer crecer nuestro capital”.

Entre los detalles que ofreció, Kellenher dijo que se reducirá el tamaño de la unidad de banca de inversión de Credit Suisse, que ha sido la que más problemas le ha dado en los últimos años y la que estuvo involucrada en varios escándalos que mancharon su reputación.

Credit Suisse nació en 1856 para financiar el desarrollo de la red ferroviaria de Suiza, mientras que UBS es resultado de más de siglo y medio de fusiones de 370 entidades bancarias, aunque el germen se puede considerar la Sociedad Bancaria de Suiza (SBS), una unión de seis bancos de Basilea establecida en 1854.

El nombre de Unión de la Banca Suiza, del que procede UBS, no se utilizó sin embargo hasta 1912, al unirse dos bancos del país, y la fusión definitiva que dio lugar al actual gigante bancario, el mayor de Suiza, llegó en 1998, cuando SBS se integró en él.

Pese al similar prestigio de las dos instituciones durante las últimas décadas, UBS se ha convertido en una entidad de mucho mayor tamaño, con una capitalización en bolsa actual de 77.600 millones de dólares, frente a sólo 11.900 millones de Credit Suisse.

Ello sitúa a UBS como uno de los cinco mayores bancos de Europa, con una capitalización similar a las del español Banco de Santander o el francés BNP Paribas, mientras que Credit Suisse estaría muy por debajo, aproximadamente en el puesto 15 de principales entidades del Viejo Continente.

UBS emplea en todo el mundo a 72.600 trabajadores, frente a los 50.480 de Credit Suisse, que además adelantó el pasado año que reduciría su plantilla en 9.000 empleados como parte de su programa de reestructuración para intentar salir de su crisis financiera.

En Suiza UBS tiene 200 sucursales, una cifra que se reduce a más de la mitad (95) en el caso de Credit Suisse, aunque en los últimos tiempos el verdadero gran contraste entre ambas entidades es el balance de sus negocios.

Ambos bancos, en todo caso, son considerados de “importancia sistémica” por las autoridades financieras suizas, por lo que éstas están obligadas desde 2008 a salir en su apoyo en caso de que ambas, ahora fusionadas en una, vuelvan a sufrir problemas.

Los principales accionistas de UBS son marcadamente norteamericanos, comenzando por el fondo de inversión estadounidense BlackRock (con una participación del 5,23 %) y las tres firmas que le suceden en número de acciones: Dodge & Cox (3,02 %), Massachusetts Financial Services (3,01 %) y Artisan Partners (3,15 %).

En cambio, Credit Suisse, desde su ampliación de capital de 2022 estaba marcadamente dominada por accionistas de Oriente Medio: el Banco Nacional Saudí (9,88 % de las acciones), la Autoridad de Inversión de Qatar (5,03 %) y el grupo saudí Olayan (5 %).

Subscribete a nustro canal de YouTube
Más de Economía Ver todas
Últinas Noticias Ver todas
Boletín Semanal

Las noticias más relevantes de la semana en su email.

Tú contenido importa
Tú también puedes informar que pasa en tu comunidad o tus alrededores.
Videos, fotos y noticias para publicarla en nuestros medios.
Boletín Diario