Logo 7dias.com.do
Política 
  • Por: La Redacción
  • miércoles 18 enero, 2023

Caamaño también tuvo vocación artística, en sus hazañas como soldado de la patria: Escribió un merengue

SANTO DOMINGO, RD.- Francisco Alberto Caamaño Deñó, el legendario “coronel de abril” dejó muchas huellas indelebles a su paso por la vida.


Aun transcurridas cinco décadas de su asesinato y desaparición la atención y seguimiento por sus hazañas patrióticas y revolucionarias no perecen, y se mantienen como el junco en la conciencia y honor de sus compatriotas de aquí y de allá.


Por eso en estos días se ha retomado un importante escenario para reeditar la vida y trayectoria de este hombre de armas y coraje.

Y ese reconocimiento póstumo se hará resaltando quizás una de sus calidades no tanto conocidas: La artística.


En uno de sus momentos de tranquilidad y recogido sabe Dios donde y cuando escribo la canción “Me fui por mi gusto”, la cual es tema original del documental "Caamaño. Militar a Guerrillero” de Rene Fortunato.


El tema es interpretado por Raúl Román y su conjunto típico, con arreglo musical del maestro Juan A. Robles "El viejo Puro".


Además, contiene ilustraciones del artista Fortunato.


Es probable que este artista típico o imaginara nunca que su nombre y genio musical figurarían consagrados al lado de un legendario hombre cargado de historia, honor, valor y coraje como el “coronel de abril”.


“Me fui por mi Gusto”, la canción de coronel Caamaño Deño que describe fragmentos de su aventura guerrillera en las lomas de San de Ocoa en 1973.

Las letras escritas por Caamaño durante los ratos de descanso en el campamento de entrenamiento guerrillero en Pinar del Río, Cuba, dicen: "Yo me fui por gusto un día a la sierra de Bahoruco y baje pa la ciudad para reforzar mi grupo///, allá me agarró la guardia, me cayeron a pata, yo me vuelvo pa la loma a buscar mi libertad. Libertad, libertad, yo quiero mi libertad. Libertad, libertad, yo peleo por ti no más. Me encontré unos guerrilleros, me enseñaron a pelear, con un fusil en la mano pa` poderme liberar, con un fusil en la mano pa` poderme liberar. Y allí le avisé a mi Taita, a mi mama y mi mujer, que vengan con lo que tengan, que vengan que es una Ley, que es una ley, una ley/// Que vengan que es una ley…


Por eso, 50 años después de aquella fatídica tarde del 16 de febrero de 1973 cuando fue asesinado en Nizaíto, San José de Ocoa, junto a Heberto G. Lalane y Alfredo Pérez Vargas hoy se esbozan y anhelan esas letras, que, aunque en ritmo típico no escondieron nunca el mensaje revolucionario de sus luchas y hazañas.


Caamaño siempre será recordado como aquel primer día que su cuerpo abatido y sangriento fue exhibido como trofeo de éxtasis victorioso propio de los cobardes.


Aun aquel legado histórico y patriótico no quedo incinerado en Playa Caracoles ni en los escombros de sus infelices verdugos, a los que el tiempo y la historia han ido reciclando en el zafacón de la basura.


Francisco Alberto Caamaño Deñó dirigió el levantamiento constitucionalista de 1965 y ocupó la presidencia, pero hubo de entregar el cargo ante la intervención de Estados Unidos, que impuso a García Godoy en el gobierno del país. Enviado a Londres como diplomático (1966), al año siguiente se exilió en Cuba.


En 1973, las autoridades dominicanas anunciaron que había muerto al frente de un grupo guerrillero.


Tras ingresar en la Marina de Guerra en 1949 y finalizar sus estudios navales en 1952, Caamaño realizó diversos cursos de capacitación en Estados Unidos y Panamá y también en su propio país. En 1960, con el rango de mayor, pasó a la Policía Nacional, donde fue designado jefe de adiestramiento y comandante de los "cascos blancos", un cuerpo de efectivos antimotines.


Debido a un conflicto surgido con el jefe de la Policía, Caamaño fue destinado nuevamente al Ejército.


En 1964 se unió a la conspiración dirigida por el coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, que aspiraba a derrocar el régimen de Reid Cabral y restaurar el orden constitucional.


Al iniciarse la revuelta militar de abril de 1965, Francisco Caamaño emergió como héroe cuando hizo frente a los invasores norteamericanos que desembarcaron para proteger al gobierno.


Caamaño contó con un gran respaldo popular y el apoyo del cuerpo de élite de la Marina denominado "Hombres Ranas", comandado por el también coronel Manuel Ramón Montes Arache.


Elegido presidente constitucional en mayo de 1965, Francisco Alberto Caamaño hubo de firmar en septiembre del mismo año el Acta de Reconciliación Dominicana, con la que finalizaba el enfrentamiento armado, y abandonó la presidencia en beneficio de Héctor García Godoy, quien, al frente de un gobierno provisional, preparó la cita electoral de 1966, en la que resultaría elegido Joaquín Balaguer. Caamaño salió del país como agregado militar en Londres, como marcharon otros militares constitucionalistas y del bando contrario hacia diversos destinos.


En 1967 abandonó el cargo diplomático y partió a Cuba para recibir entrenamiento guerrillero. En la isla organizó los llamados Comandos de Resistencia para combatir el régimen de Joaquín Balaguer, a quien consideraba heredero del dictador Rafael Leónidas Trujillo. El 3 febrero de 1973 desembarcó en playa Caracoles con un grupo de nueve hombres, en una expedición armada cuyo objetivo era derrocar el gobierno de Balaguer, que se había hecho en extremo impopular.


El 16 de febrero de 1973 fue asesinado en Nizaíto, San José de Ocoa, junto a Heberto G. Lalane y Alfredo Pérez Vargas.


Caamaño murió con el logro de haber alcanzado notoriedad internacional luego de convertirse en 1965 en el líder de la Revolución de Abril en el país, en la que comandó la resistencia a la invasión militar de los Estados Unidos, como desencadenante, el 28 de abril de 1965, y fue presidente de la República desde el 3 de mayo hasta el 3 septiembre de ese año, cuando firmó el Acta de Reconciliación Institucional Dominicana

Subscribete a nustro canal de YouTube
Gobierno Dominicano INTRANT
Combustibles
  • Gasolina premium: RD$293.60
  • Gasolina regular: RD$274.50
  • Gasoil premium: RD$241.10
  • Gasoil regular: D$221.60
  • GLP: RD$147.60
  • Gas natural: RD$28.97
Divisas
  • Venta dólar: $RD:56.55
  • Compra dólar: $RD:56.28
  • Venta euro: €RD:61.50
  • Compra euro: €RD:57.50
Conecta con nosotros
Más de Política Ver todas
Últinas Noticias Ver todas
Boletín Semanal

Las noticias más relevantes de la semana en su email.

Tú contenido importa
Tú también puedes informar que pasa en tu comunidad o tus alrededores.
Videos, fotos y noticias para publicarla en nuestros medios.
Boletín Diario